www.luc-tartar.net

Humberto Pérez-Mortera

+  TRADUCTIONS
¡A DARSE VUELO! — Roulez jeunesse !

El autor

Luc TARTAR ha sido becado por el Ministerio de la Cultura, el Centro Nacional del Libro y la Región Ile de France.  Es autor de dos novelas Le marteau d’Alfred y Sauvez Régine, publicadas por Editions de l’Amandier, así como una veintena de obras de teatro, publicadas, en su mayoría, por Editions Lansman, a excepción de Zéro en Editions Domens y La Dame blanche en Editions Théâtrales (in Embouteillage).  Algunas de las obras de teatro que ha escrito y/o que han sido llevadas a escena son Les Arabes à Poitiers, Lucie ou le fin mot de l'histoire, Terres arables, Papa Alzheimer, S’embrasent, En voiture Simone, Estafette-Adieu Bert, Parti chercher, Mademoiselle J’affabule et les chasseurs de rêves, Monsieur André Madame Annick, Aux anges, Voix d'eaux, Les yeux d'Anna, En découdre, Betty c'est possible y Roulez jeunesse !  Fue autor asociado del Théâtre d’Arras entre 1996 y 2006.

Texto sobre la escritura de Luc Tartar. 

Para la Fábrica de Traductores escogí tres obras de teatro del autor francés Luc Tartar:  S'embrasent (Abrasados), Les Yeux d'Anna (Los ojos de Ana) y ¡A darse vuelo!  (Roulez Jeunesse !).  Abrasados es la historia de Jonathan y Latifa dos adolescentes que se besan en el patio de una prepa y la reacción que ese beso provoca en el mundo que los rodea.  Los ojos de Ana es la historia de Ana, una joven superdotada, que es rechazada por su grupo de amigos, hasta llevarla al ostracismo.  Y ¡A darse vuelo!  es una serie de textos cortos sobre el despertar amoroso y sexual de un grupo de jóvenes.

Los principales retos que encontré al traducir estas piezas fueron: 

1. Son obras de teatro que no tienen la estructura característica del teatro clásico:  no hay puntuación, no hay personajes, no hay diálogos, sólo muchas voces que se mezclan entre ellas o que se arrancan la palabra para contar sus historias.

2. Una escritura que es, a la vez, poética como cruda:  hermosas imágenes que conviven con el slang  de las “pequeñas ciudades” o de los suburbios franceses llenos de inmigrantes. 

3. Una mirada muy particular sobre la adolescencia de hoy en día.  En estas historias, Luc Tartar habla sin censura del amor, el odio, la descriminación, la intolerancia, la violencia, el deseo y el sexo.

El traductor

Humberto PÉREZ MORTERA es Ingeniero en Sistemas Electrónicos, traductor (del francés y del inglés al español), dramaturgo y profesor. Hizo el diplomado de Creación Literaria en la escuela de escritores de la SOGEM.  Varias de sus traducciones han sido llevadas a escena:  Cenizas de Piedras de Daniel Danis, Cuchillo, Willy Protágoras encerrado en el baño e Incendios de Wajdi Mouawad y Desorden Público de Evelyne de la  Chenelière.  Ha hecho residencias de creación teatral, de traducción y participado en seminarios en Francia, Estados Unidos, Canadá y México.  También ha escrito obras de teatro, guiones de radio, cortometrajes, historietas, artículos, reseñas  y cuentos.  Es maestro de inglés desde hace 17 años. 


 Fragmento :

¡Vamos juventud!

Me baño me rasuro me pongo loción e intento llegar a la hora.  En el camino tiento mis bolsillos.  Cigarros y preservativos.  Uf.  Cuidado.  No vayas a sacar tus condones cuando quieras ofrecerle un cigarro.  Muy bien.  Los cigarros a la derecha y a la izquierda los condones.  Listo.  Bajo del camión y me dirijo hacia los juegos.  La veo.  Ahí está.  Uf.  Qué bombón.  Tranqui.  Contrólate.  Contrólate.  No te excites ahora lo vas a echar todo a perder.  Cigarros a la derecha y a la izquierda condones.  Me acerco.  Sonrisas.  Hola.  ¡Dios mío que guapa es!  Respira.  Contrólate.  Siento como mi compadre se está emocionando.  Respira respira respira.  ¿Qué hacemos?  Brincarle encima y besarla.  Eeeh... Tengo boletos para la montaña rusa.  ¿La montaña rusa?  Uf.  No dudes.  Vamos.  ¿Quieres un cigarro?  Cigarros a la derecha y a la izquierda condones.  Ella niega con la cabeza.  No me atrevo a sacar la cajetilla.  Pasamos delante de los dulces.  ¿Quieres?  Nos atascamos de garapiñados y de hot-cakes con crema chantilly.  En la montaña rusa nos subimos a un carrito y siento que ya cayó.  Si no la aprisionara la barra de seguridad seguro que me caería en los brazos.  ¿Listos?  ¡Vamos!  ¡Vamos juventud!  dice la señora desde el micrófono.  Para nada lo ví venir.  Guacarié al primer giro.  Me manché todo y apestaba un chingo.  Al terminar ya ni siquiera la volví  a ver.  Ella se fue sin decir nada mientras que yo me vacíaba detrás de un remolque.  Busqué en mis bolsillos y me encontré los preservativos.  La próxima vez traeré pañuelos.

        




 

 
@ contact |  © mentions légales
 |